Desarrollando relaciones con el sexo opuesto

La primera persona que conocemos en nuestra vida del sexo opuesto es probablemente uno de nuestros padres. La siguiente persona probablemente sea uno de tus hermanos o familiares ¿Cuándo comenzamos a desarrollar esta idea que el sexo opuesto es un objeto de deseo sexual? 

La Huella Familiar

Las relaciones familiares son el punto comienzo del proceso de aprender a como interactuar con otros ¿Papá trataba a Mamá con respeto, ternura, afección y apreciación y viceversa? ¿Mamá y Papá son amigos? ¿Están ellos interesados en apoyar las ideas y metas de vidas de cada uno? 

Los niños aprender a amarse entre ellos por los padres. La manera que los padres se tratan entre ellos y la manera que ellos se relacionan con sus hijos, deja una huella en nuestro entendimiento sobre el amor. Los niños son inmaduros así que van a pelear, incluso en la familia más amorosa. Pero algo más profundo persiste: la necesidad por conexiones genuinas. 

La Huella Cultural

La cultura en la que crecemos es como agua para los peces o aire para los pájaros. Es el estado normal de ser. Pero cuando el aire o el agua está contaminada eso no es normal, aprendemos y funcionamos en un estado de impureza. Todo está contaminado. 

Los niños son los que corren el riesgo más grande de ser dañados, por el ambiente contaminado con el que crecen. Ellos son pequeñas esponjas absorbiendo todo con curiosidad. Así que, cuando un personaje de dibujitos viene a la pantalla y los guía a explorar un mundo de nuevas relaciones extrañas, relaciones sexuales, sus estándares comienzan a estar comprometidas. 

  • 70% de los niños a la edad de 7 a 18 años han encontrado accidentalmente pornografía en internet*
  • 90% de los niños entre 8 a 16 años han visto pornografía en internet (accidentalmente e intencionalmente)*

En la escuela y a través de los medios de comunicación, la cultura continúa incesantemente fascinando y corrompiendo las mentes de los inocentes. Es imposible estar completamente desafectado por la cultura. Los medios de comunicación han perfeccionado su habilidad de crear destellos de emoción que al mismo tiempo lava el cerebro del público general con verdades a medias y mentiras.

La Huella Original

Afortunadamente, el corazón humano persiste en su incesante búsqueda de una relación porque es nuestro diseño original. Necesitamos aceptación, afección, apreciación, camaradería, confort, respeto, seguridad -al igual que destellos y emociones- en nuestras relaciones. 

La pornografía solo se enfoca en los destellos y emociones. Es superficial, cruel, irrespetuoso y a menudo violento. Imita la aceptación, afección, apreciación, confort y seguridad mientras nos lleva lejos de las relaciones reales que nos proveen de todas estas cosas. El porno nunca va a poder satisfacer completamente el corazón humano, pero aún así es adictivo como una droga. 

La solución 

Limpiar la contaminación y restaurar nuestro ambiente no es fácil. Tampoco lo es restaurar el corazón y la mente de décadas de basura cultural. Pero es posible. El implacable corazón humano quiera verdad, y lo que le hace bien. Queremos y necesitamos el espectro completo del amor original. 

En este video, Ran Gavrieli expresa su corazón y comparte que lo que le ayudó a recuperarse de la pornografía, fue buscar relaciones originales. 

Fuente

*https://www.guardchild.com/statistics/

28 de Diciembre de 2018

 

Related Articles

Responses