Habla con tus hijos sobre Sexo! Encuentra aquí cómo empezar

Tradicionalmente, los padres descubren que hablar con sus hijos sobre sexo, es una de las cosas más difíciles que tienen que hacer. Los padres tienen dificultad de saber qué decir y cuándo decirlo. En nuestra cultura actual, es incluso más difícil porque nuestros hijos pueden llegar a estar expuestos a la pornografía antes, de lo que nosotros ni siquiera imaginamos tener la charla sobre sexo con ellos.  

Construye el fundamento para charlas futuras

Crea una atmósfera en tu casa que permita que tus hijos sientan que pueden hablar sobre cualquier cosa. Puedes hacer esto a través de escuchar bien y no sobre reaccionar cuando tu hijo está en problemas por algo. Tus hijos aprenden sobre la confianza desde el momento que nacen. Desarrolla el hábito de conversar fácilmente con ellos desde una temprana edad. 

Acepta los sentimientos de tu hijo y al mismo tiempo muestra el ejemplo, a través de un buen modelo de cómo manejar tus propias emociones. Nunca juzgues como tu hijo se sienta en una situación. Por el contrario, ayúdalo a encontrar el porque se siente de esa manera y que pueden hacer al respecto. Por ejemplo, puedes llegar a encontrar que la irritabilidad de tu hijo pequeño es porque tiene hambre. Hazle saber que en vez de comportarse con enfado, pueden simplemente decir: “tengo hambre.”

¿Qué tiene esto que ver con hablar sobre sexo? El fundamento para hablar sobre temas sensibles con tus hijos es confianza, entendimiento y compasión. Cuando tus hijos aprenden desde una edad temprana que pueden confiar en ti, va a ser más fácil hablar de temas relacionados al sexo con ellos. Porque les has ayudado a resolver problemas en el pasado, ellos pueden aceptar tu guía sobre el amor y el sexo cuando son más grandes. 

Habla sobre relacionamiento apropiado

Habla sobre el tocar bueno y el tocar malo desde una edad temprana, especialmente si otros cuidan de tus hijos. Explícale que tenemos “partes privadas” de nuestro cuerpo porque ellas son especiales y necesitan ser protegidas. Explica que la relación marido y mujer es diferente con la de amigos, hermanos o padres e hijos. 

Algunos padres explican “de dónde vienen los bebés” de manera muy real tan pronto como su hijo pregunta. Otros adoptan el enfoque de decir que los bebés provienen del “amor de padres”, hasta que sienten que sus hijos son lo suficientemente grandes como para escuchar la realidad. No dejes “la educación sexual” de tu hijo para la escuela. Ellos pueden llegar a estar más avergonzados de hablar sobre el sexo contigo después de haber aprendido sobre el tema en la escuela. 

No hay una edad perfecta para hablar sobre el sexo. Es diferente para cada niño dependiendo de su personalidad e interés. Sin embargo, ten presente que tu niño puede llegar a escuchar cosas a través de otros niños, desde el momento que van a la escuela o el jardín. Es mejor estar preparado con buenas respuestas a las preguntas de tu hijos, en vez de reaccionar de manera shockeante por lo que ya saben.  

El sexo no es una palabra sucia o nada malo

La palabra sexo es un sustantivo que describe el género de una persona, o puede ser usado en una frase (ellos tienen sexo) para describir una actividad. Esto puede llegar a ser confuso para los niños. Ya que no tienes control sobre lo que otros niños van a hablar sobre el tema o lo que otros padres permiten que sus hijos vean en televisión, es una buena idea usar la palabra apropiada desde temprana edad, o ser capaces de explicarla cuando pregunten. 

Permítele saber a tu hijo que el sexo entre hombre y mujer es para el matrimonio. Es un tipo de amor especial que crea vida y linaje y trae alegría a la pareja. Celebra el matrimonio y la familia de una manera que cause que tus hijos quieran este tipo de relación en el futuro. 

Mira en School Of Love para más información. 

12 de Diciembre de 2018

Related Articles

Responses