Proteger la Pureza en una Cultura Hipersexualizada 

Softwares de internet ayudan a proteger a los niños de que caigan en la exposición de la pornografía, pero no es a prueba de bobos. Un amigo de la escuela puede llegar a tener porno en su celular o tablet. Niños pueden fácilmente acceder al porno en la TV, Netflix, y en su biblioteca local, como también en la biblioteca de su escuela. 

¿Hay Pureza todavía? 

No es solo el problema del porno. La cultura alrededor nuestro está empapada de constantes mensajes sexuales que se impregnan en las jóvenes mentes con ideas sobre lo que significa ser hombre o mujer y lo que es el amor. Ya que el amor, los afectos y la aceptación son elementos esenciales para crecer bien, los niños son las víctimas más susceptibles de estos mensajes inapropiados.  

Niñas de jardín de infantes girando sugestivamente sus caderas, con disfraces provocativos en recitales de danza son aplaudidos por familiares y amigos. Uno se podrá preguntar que es lo que estarán haciendo en el patio de recreo a la hora del descanso. Incluso la palabra con “P” (o “F” en inglés) puede ser escuchada por pre-escolares estos días. Estar totalmente prevenido de la exposición de contenido sexual es casi imposible, nuestro único recurso es inmunizar y educar a nuestros niños a través de la práctica del amor real. 

Crear un Ambiente que Fomente la Pureza en las Relaciones

Relaciones familiares amorosas y la conciencia de nuestros niños es la mejor protección contra mensajes sexuales inapropiados. Pero aún así, necesitarás un método doble: 

  1. Educa a tus hijos sobre los peligros de la pornografía cuando todavía son pequeños ( Good Pictures, Bad Pictures, Jr.
  2. Crear un ambiente en la casa donde los niños se sientan seguros, amados, aceptados y libres para hablar sobre cualquier cosa. 
  3. Demostrarles en la casa la manera en que una pareja amorosa real se relaciona entre ella. 

Pasa tiempo uno a uno 

Pasar tiempo haciendo algo disfrutable con cada uno de tus hijos. Esto crea confianza y permite profundizar la unión con ellos. Conóce las personalidades de tus hijos para fomentar sus fortalezas. Mientras pasen tiempo juntos, puedes darte cuenta de las oportunidades para hablar de temas sensibles. 

Sé un modelo a seguir 

Sé el tipo de pareja casada que quieres que tu hijo sea en el futuro ¿Qué significa esto? Expresa felicidad y gratitud genuina por cada uno diariamente enfrente a tus hijos. Sean abiertamente afectivos uno con el otro (sin irse demasiado lejos). Trata a tu pareja como un Rey o una Reina. 

Sé accesible

Aprende cómo apoyar incondicionalmente sin juzgar. No es el final del mundo que tu hijo haya visto porno, o incluso que sea adicto. Ellos estarán más abiertos a tu guía sino sobre reaccionas. Hazle saber de tu preocupación por su bienestar general y felicidad. 

Estudia la verdad espiritual y ora junto con tus hijos

Espiritualidad necesita ser genuina, no forzada, para que tenga un buen impacto en tus hijos. Ellos necesitan ver la evidencia de que su valor se aplica en el día a día. Crea una atmósfera confortable y abierta alrededor de las oraciones y escrituras de estudio para que sean disfrutables. Permite que sea un tiempo donde tus hijos puedan hacer preguntas y explorar ideas. Hazlo apropiado para su edad y personalidad. 

Enseña tus valores sexuales

No dejes la educación sobre el sexo y su valor para otras personas. Arregla tiempo y usa oportunidades espontáneas para hablar sobre temas de la sexualidad. Cuando hables sobre el sexo con tus hijos es mejor que dejes tus emociones fuera de la imagen. Habla calmadamente y racionalmente sobre porque piensas que es importante guardar el sexo para el matrimonio. Da información verificable. 

Protege la casa 

Mantenga las computadoras, tablet, celulares y televisores en las áreas públicas de la casa. Los cuartos tienen que ser un lugar para descansar y realizar actividades calmadas para que tu hijo no desarrolle el hábito de pasar mucho tiempo solo conectado a internet. Modela buenas relaciones a través de atraerlos con otras actividades divertidas para hacer juntos aparte del tiempo de pantalla. Coloca un límite en el uso de la internet al igual que usar programas seguros y responsables para la búsqueda en internet segura para toda la familia.  

Reconoce cambios de comportamiento 

Aprende las señales del uso de la pornografía y otros problemas. Ansiedad y daño de concentración pueden ser uno de los efectos secundarios. Si tu hijo o adolescente se está haciendo más triste, solitario, depresivo, frustrado o incluso aburrido, deberías preocuparte por su bienestar. 

Herramientas útiles para Padres: 

Related Articles

Responses