Resucitar el Amor: Cómo Superar los Tiempos Difíciles

Contribución de Andrew Love

Sabías que todas las parejas pelean? Incluso aquellas que son tan tiernas y cariñosas. Todos nosotros peleamos. Es saludable, es una parte de nuestro crecimiento.

Pelear es un poco parecido a exfoliar la piel (divulgación plena: tengo experiencia de vida real en spas y tengo la seguridad para admitirlo). Para cualquiera que no esté familiarizado con el proceso de exfoliación, este es publicitado como un proceso gentil de limpieza de la capa externa de la piel, a fin de remover toda la suciedad y mugre para que tu rostro irradie con belleza novedosa y joven. Por lo menos esa es la idea. Pero en realidad es como si el papel de lija raspara una capa de tu piel para que la nueva piel debajo de esta, pueda tener su turno de brillar. 

Es bastante doloroso. La belleza puede ser dolorosa. 

¿Sabes qué más puede ser doloroso? Amar a las personas.

Tenemos una tendencia a tratar a las personas más cercanas con crueldad, en ocasiones. Quizás simplemente es el hecho de que están más cerca físicamente a nosotros cuando estamos de mal humor, pero es más probables que se deba al hecho de que el amor requiere un proceso de exfoliación dentro y sobre sí mismo. 

Usando otra metáfora, el crecimiento de los músculos ocurre cuando desgarramos el tejido muscular y le damos a nuestros músculos los nutrientes necesarios con el objetivo de hacerlos crecer de nuevo y más fuertes de lo que antes eran. Es decir, hacer crecer músculo = desgarrar el músculo 

Esto es muy parecido al caso del amor. El proceso de dos personas convirtiéndose en uno en el corazón es solo verdaderamente posible después de muchas batallas peleadas. Una relación se trata de dejar de lado a uno mismo, con el fin de hacer espacio para el otro. Construir musculos de amor requiere romper las propias tendencias egoístas para poder dar más banda ancha al otro. 

Desafortunadamente, nosotros no tenemos muchos ejemplos en las películas y la música para ayudarnos a entender este proceso de crecimiento. La mayoría de las canciones, o son sobre estar enamorado de alguien o sobre cortar con alguien. Pero ¿qué hay sobre pelear con alguien a quien amas y encontrar una apreciación más profunda de ellos en el proceso? No hay tanto. 

Entonces qué hacemos si no somos capaces de encontrar paz dentro de la relación? 

Una falla muy grave en la manera en la que nuestro mundo moderno opera, es que en muchos casos estamos severamente desconectados uno del otro. Muchas parejas tienen problemas porque no tienen relaciones fuertes con sus padres, pastores o incluso amigos, a quienes consultan durante los tiempos difíciles. Entonces intentan resolver las cosas por sí mismos, a menudo exacerbando el problema. 

Necesitamos a las personas. Las personas necesitan personas (es una necesidad fundamental de todos los humanos). Otro blog será publicado sobre como contactar a nuestros mentores/mayores, etc. para encontrar sabiduria y guia, pero hoy solo enfoquémonos en la visión. 

Tienes una visión clara para tu relación? Has escrito una declaración de visión y misión para tu familia? 

Es muy probable que no. La mayoría de las personas no lo han hecho. Somos muy precisos con nuestro tiempo  y energía cuando se trata de trabajo, ejercicio, finanzas, etc. pero es raro el caso, en cuanto a nuestras relaciones. Todos nosotros a menudo actuamos descuidadamente con el aspecto más importante de nuestras vidas: nuestro amor. 

En tiempos de tribulación dentro de nuestras relaciones, el tener una visión fuerte, fascinante y convincente, nos empuja fuera del presente y nos recuerda del largo plazo. Saber a dónde vas (tener un destino claro), hace ver, de una manera no tan grave, el hecho de girar un poco fuera del curso. Esto socava la intensidad de cualquier disputa, porque sabes que en el tiempo, esta también pasará. 

En nuestro estado nervioso y vertiginoso como humanos de este presente, muy fácilmente, confundir nuestra falta de paciencia por una catástrofe. Los conflictos pueden parecer mucho mayores cuando los alimentamos con nuestra atención. Cuando nos enfocamos en el problema en frente de nosotros en vez de en la visión más allá del presente, entonces encontramos muy difícil ver la luz al final del túnel. 

Esta es una gran estrategia para el éxito de relaciones duraderas; el tener una visión en común para su futuro. Cómo arriban a sus objetivos puede ser debatible, pero cuando alcanzas, lo que de otra manera se sentiría como barreras impenetrables, encontrarás que el poder de superar incluso los mayores obstáculos es totalmente obtenible . Una gran visión te da un gran poder. No tener visión te hace perderte. 

Related Articles

Responses