Riqueza Sexual: ¿Eres sexualmente Rico o Pobre?

Contribución de Andrew Love

¿Eres sexualmente rico o pobre?

La mayoría de las personas no tienen absolutamente idea de como responder a esta pregunta. 

Suena un poco extraño, ¿no? ¡Por eso la amamos!

High Noon muy seguido hace preguntas que nadie más está pensando hacer, pero que en realidad nos afecta a todos. 

¿Es el sexo importante? Bueno, si eres un ser humano sensible, absolutamente!

Religiosamente, el sexo se ha entendido como una fuerza misteriosa y peligrosa que tiene el poder de capturar a las personas eternamente, haciéndolos esclavo de sus urgencias carnales.  

Pero en esta área, simplemente no suficiente con tenerle miedo a lo desconocido.

Si nuestro objetivo es vivir una vida con nuestro Padre Celestial como centro de todo lo que hacemos, entonces la sexualidad debería estar en la cima de nuestra lista. Como sabemos, la sexualidad es el conducto del amor, vida y linaje – los fundamentos vitales de la existencia y sentido de vida.

Por esta razón el sexo es importante, ¿no sería esencial saber si estamos viviendo en un estado de abundancia o escasez? 

Nadie quiere tener una vida de pobreza, aún así, muchas personas tienen una relación disfuncional con el dinero, resultando en una dificultad financiera durante la vidas. 

Lo mismo es verdad con la sexualidad. 

Muchas personas luchan toda su vida para entender el concepto de sexo. Es confuso, da miedo, y puede ser incluso doloroso para algunos, es la causa de sus problemas. Consecuentemente, ellos viven en una pobreza sexual. 

Sin embargo, esto no significa que la cantidad de sexo define “abundancia”. 

Nuestra sociedad presente promueve una gran cantidad de sexo falso, del tipo que nunca llena el alma. Es similar a la comida chatarra. En Estados Unidos solamente, hay millones de personas que tienen sobrepeso y millones de personas que están malnutridas simultáneamente. Estas personas están atrapadas en un ciclo de comer demasiado, comida que no les está dando nada saludable. 

De la misma manera, puedes mirar toda la pornografía que quieras, pero nunca te va a poder dar lo que tu alma está realmente buscando – conexiones reales, profundas y duraderas.

La medida de éxito en Hollywood es, cuantas conquistas sexuales has conseguido tener. Esta es la historia que hemos creído en masa y ha moldeado la forma que abordamos la mayoría de nuestras relaciones. Estar atrapado en este modo de pensar, es otra forma de pobreza. 

Piensa en el sexo en términos de riqueza monetaria. Una buena inversión es algo que te da una devolución perpetua. Al tener numerosas parejas sexuales, tu tiempo, energía y emoción se esparcen y tu espíritu se desgasta. Te vuelves insensible a las complejidades de los humanos con los que estás físicamente y su bienestar emocional se hace a un lado para que puedas obtener lo que necesitas de ellos. 

Una sabia inversión es exponencial en su devolución. Piensa en invertir en algo que te dé beneficios por el resto de tu vida y cada vez que invierta más en él, el rendimiento de su inversión aumentará! ¡Esto es como el Moby Dick de las inversiones, una de esas que las personas pasan toda su vida buscando!

Bueno, esto es similar al sexo. No solo sexo por gratificación momentánea, pero sexo con intención y significado. Cuando sexualmente una pareja tiene amor, tienes una inversión que va a crecer más y más poderosamente y potentemente con el paso de los días. Una pareja que invierte en el amor y satisfacción del otro: espiritualmente, emocionalmente y sexualmente, están en el camino directo a hacerse uno en corazón y manifestar a Dios. 

Cada vez que tratamos a alguien bien, nuestro corazón se hace más cercano a ellos. Cada vez que invierten en esa persona, tu amor se expande. 

Cuando agregas sexo comprometido a la ecuación, las cosas se hacen más interesantes y maravilloso!

Ser sexualmente rico no implica tener una alta cantidad de encuentros corporales, sino que es construir perpetuamente la unidad con una persona con la que estás totalmente comprometido. Entonces, y sólo entonces, puedes reemplazar el cuerpo y alcanzar una unidad en mente, corazón y alma.

13 de Febrero de 2020

Related Articles

Responses