Tienes que Hablar sobre tus Dificultades

No hay nada que traiga más claridad que hablar de tus conflictos, es ser abierto con el tema. Y si hay algo que pueda salvar un matrimonio es la comunicación honesta. Secretos, mentiras y negación, no hacen bien a las relaciones. 

Amor, es ser vulnerable

No puedes experimentar entendimiento, compasión o amistad sin ser abierto y honesto. Revelar tu problema puede dar miedo; nadie quiere ser rechazado. Al mismo tiempo, ¿puede alguien ser realmente tu amigo o amante si tienes miedo de contarles la verdad?

Amor es un gran concepto que incluye cosas como perdón, gracia, misericordia, paciencia, aceptación y tolerancia. Pero, para experimentar las varias facetas del amor tienes que ser vulnerable. Tienes que exponerte a ti mismo en la manera que realmente eres en este momento y estar dispuesto a aceptar las consecuencias. 

Las consecuencias del Amor

En algún momento a lo largo del camino aprendimos que amor significa siempre estar feliz, o sentirnos bien. Bueno, eso no es exactamente verdad. Por supuesto, alegría es la meta final del juego del amor, pero con ello, hay un cuarto de dolor, tristeza, errores, pérdida y aflicción. Es el balance natural del universo.  

Estar vivo es tener la oportunidad de amar y ser amado. El amor es algo que crece y el crecimiento requiere elementos de dificultad. Piensa en cualquier cosa que hayas experimentado en la vida y verás como hay dificultades en ella. Las dificultades no son malas, es la manera que tenemos para crecer – y es parte del amor. 

La dificultad es tu amiga

Cuando un problema emerge en cualquier relación, incluso dentro de ti mismo, es una única oportunidad de aprender y crecer. Si piensas en una dificultad como un amigo que te está empujando a ser mejor y vivir tu mayor potencial, entonces aprenderás el secreto de la vida y el amor. No tengas miedo de aceptar el desafío.  

Nuestro problemas están destinados para ser compartidos, porque nos permiten crecer más. Necesitamos tomar responsabilidad personal por nuestras dificultades, pero hay una diferencia entre eso y ocultarlo y pensar que podemos enfrentarlo solo. No podemos realmente tomar responsabilidad hasta que seamos honestos y abiertos. 

El amor toma riesgos

Entonces, sé abierto y habla sobre el tema. Toma el riesgo de ser rechazado, mal interpretado o sentirte humillado. Eres lo suficiente fuerte como para superarlo. Toma el riesgo de que la otra persona se sienta molesto, enojado o triste. Ellos necesitan crecer también. Mantén las acusaciones y juicios fuera de la conversación, a través de enfocarte a crecer en la dirección de un amor más grande. Incluso si es difícil, va a valer la vena si no te rindes. 

7 de Noviembre de 2018

Related Articles

Responses