Lección 13, Tema 1
En Progreso

Contribución

Lección Progress
0% Complete

Esta lección, más que un llamado a la acción para retribuir, es una sugerencia sobre cómo llevar tu recuperación y crecimiento al siguiente nivel. Cuando estás en la posición de ayudar a otros en una etapa en la que te encontrabas anteriormente, te anima a seguir invirtiendo en tu propio desarrollo con nueva determinación. Puedes recordar humildemente las luchas que has atravesado y superado. Ver lo lejos que has llegado puede ayudarte a seguir avanzando. Y no hay nada más satisfactorio que ver a alguien en quien estás invirtiendo, hacer avances y mejorar su vida.

A continuación, tenemos los testimonios de varios participantes que decidieron dar el siguiente paso para convertirse en facilitadores y compañeros de responsabilidad. Sus experiencias expresan cómo hacerse responsables por los demás les ayudó a avanzar en su recuperación. Esperamos que te inspiren a imaginar lo que es posible.

“Mi primer salto real desde las etapas iniciales, en tomar medidas para mejorar mi integridad sexual, se dio cuando me uní a una llamada grupal, como es el caso de tantas. Honestamente, fue como un golpe de agua fría, pero uno que se sintió tan bien y fue tan prometedor. Sintiendo más satisfacción que nunca, continué de esta manera durante aproximadamente un año.

Fue entonces cuando me preguntaron si quería intentar ser un facilitador. De hecho, me sentí llamado a hacer esto con el fin de cumplir un propósito más grande y al mismo tiempo sentí que estaba dando un segundo salto para mí. Mi propio progreso para recuperar la integridad que había perdido masivamente en mi vida estaba en un camino sólido, pero de ninguna manera había terminado. Ahora veo que facilitar hace dos cosas invaluables: aprendemos mejor enseñando, así que obtuve información valiosa sobre el proceso de recuperación. En segundo lugar, el elemento más importante en la recuperación y el crecimiento de cualquier tipo radica en la acción constructiva, no en evitar comportamientos sin principios. Si algún comportamiento es perjudicial para uno mismo y para los demás, por supuesto, debe detenerse. Pero ese es solo un paso fundamental. El verdadero logro proviene de crear algo por nuestra propia voluntad. Lo que creé fue un nuevo canal para dar y servir a los demás. Yo, como la mayoría de la gente, invierto en varias formas de dar y servir. Pero no del todo así. Este canal impacta directamente en mi propio crecimiento en esta área.

Debo decir que el paso a ser un facilitador fue una inmensa bendición para mí. Naturalmente, es una tarea un poco dura: iniciar y guiar conversaciones, proporcionar refugios seguros y promover la responsabilidad. Pero es el mejor tipo de trabajo. Con la hermosa familia de Dios y mucho menos enfocados en nosotros mismos, las puertas se pueden abrir a cualquier edad, para cualquiera de nosotros ”.

– Steve Pierce, 65 años

“He estado facilitando alrededor de un año y medio, y he aprendido mucho sobre mí y cómo puedo ayudar a los demás. Este viaje de ser facilitador me ha ayudado a querer mejorarme, no solo por mí, sino también por mis hermanos. He necesitado intensificar mi honestidad y ética de trabajo en mi crecimiento personal. Cada desafío que tengo, lo comparto con mucho detalle, para entenderme profundamente y ser una inspiración para los hermanos de mi grupo. Estar con estos chicos me ha inspirado a seguir compartiendo mi historia con honestidad y a convertirme en alguien a quien otros puedan llegar. Realmente quiero ver a todos en el mundo encarnar la imagen que Dios tiene para nosotros y abrazar nuestra integridad sexual “.

– Josh Fontaine, 22 años

“Después de ser participante de Ascender durante dos años, tuve la oportunidad de dar un paso adelante y convertirme en Compañero de Responsabilidad para las mujeres que están recorriendo el mismo camino que yo. Uno de los primeros sentimientos que tuve fue de incredulidad, porque nunca imaginé que existía esta parte de mi camino. Mi relación con la pornografía y la masturbación me hizo ver a mí misma bajo una cierta luz: soy irresponsable, tengo dos caras, un fracaso y un estancamiento. La lista podría seguir y seguir, pero experimentar esta oportunidad profundizó mi experiencia de la gracia de Dios, de la que High Noon ya me ha dado tanto.

Cuando comencé a desarrollar relación con estas mujeres, me encontré con un desafío de una nueva manera, que fue realmente genial para mi propio camino. Mi integridad personal tenía que llegar a un nivel mayor si quería hablar con mi compañera de responsabilidad con autenticidad. Lo vi como el desarrollo y el refuerzo de nuevos músculos de integridad que se suman a los músculos que he construido a lo largo de los años. También en mis conversaciones, tuve que profundizar en mis creencias sobre la integridad sexual y el proceso de recuperación, porque muchas veces no es fácil mantenerse motivada y concentrada en el objetivo final. Es muy fácil deprimirse y desanimarse. Te encuentras haciendo la pregunta: “¿Realmente vale la pena todo este esfuerzo?” Mi Compañera de responsabilidad me ha dicho que he cambiado mucho en el transcurso de un año y realmente no pude ver desde su punto de vista. Pero al tener el privilegio de participar en el camino de otra mujer, realmente pude ver la transformación en acción durante meses. Pude verlo desde un ángulo diferente. A pesar de que el trabajo se realiza principalmente del lado de mi aprendiz, recibo mucha inspiración y aliento para mantener el rumbo, y luchar por la vida increíble que comencé a imaginar.

Esta etapa comenzó cuando me comprometí a practicar un paso de acción de una de las lecciones de Ascender, que consistía en compartir mi camino con alguien que se preocupara por mí. Terminé haciendo eso y me desafié aún más, a abrirme con las personas que eran parte de mi vida diaria. A través de esto, comencé a conocer a más personas que querían trabajar en su integridad sexual y me dí cuenta de que, aunque es tan difícil ser abierta sobre una lucha tan personal, la sensación de conectarse con alguien que estará ahí para ti, comprenderte o animarte vale totalmente la pena “.

– JungHyo Batino, 23 años

Este testimonio final no es de un participante, sino de una madre que se sintió llamada a aprender cómo ayudar a otros a encontrar la libertad. Esta es su experiencia como Compañera de responsabilidad.

“Hace muchos años, antes de que High Noon se llamara High Noon y empezáramos a comprender la pornografía y su alcance, recibí una llamada de Christine Froelich de GPA (Generation Peace Academy o Academia Generación de Paz). Dijo que tenía una hermana que había terminado el GPA y se dirigía de regreso a casa y a la universidad. Esta hermana había luchado con la pornografía y tenía miedo de volver y necesitaba una compañera de responsabilidad. En ese entonces, no había compañeras de responsabilidad para las mujeres y solo unos pocos para los hombres. No sé por qué, pero dije: ‘¡SÍ! No sé qué hacer pero lo intentaré”. Fue el comienzo de un maravilloso viaje junto a esta querida hermana. Ambas hemos crecido, hemos vivido muchos cambios juntas y hemos llegado a respetarnos y amarnos profundamente. Amarla, animarla y apoyarla para que se levante y siga adelante ha hecho crecer mi corazón enormemente. Le estoy muy agradecida por la confianza que me ha demostrado a través de su vulnerabilidad. Hemos compartido tanto de la vida juntas que nuestro vínculo es eterno. Les diré que he ganado tanto o más que ella a través de nuestro escuchar y compartir juntas. Somos familia.”

– Marjorie Buessing, 70 años

Las oportunidades

Retroalimentación

De todas estas oportunidades, esta es la que requiere menos compromiso, pero es extremadamente valiosa. Sus comentarios pueden ayudar a High Noon a saber qué estamos haciendo bien y qué podría mejorarse. Dejarnos un testimonio de su experiencia a lo largo de las 13 semanas capacitará a todo el equipo para continuar dando lo mejor de sí.

Donante

La organización y desarrollo del curso, las llamadas grupales y otros recursos es algo de lo que queremos, que todos se beneficien sin restricciones. La realidad es que todas estas cosas requieren una inversión de tiempo y dinero. Convertirse en un donante mensual ayudaría a High Noon a continuar brindando el mejor programa y recursos de recuperación, a mejorar según sea necesario y a extender su alcance aún más. Para donar, por favor siga este link

Compañero de Responsabilidad

Un Compañero de Responsabilidad es alguien que ayuda a otro a mantener el rumbo de sus metas y cumplir las promesas que se hacen a sí mismos. A medida que un participante recorre el curso de 90 días, su Compañero de Responsabilidad será el que pueda enviar mensajes todos los días y compartir sus experiencias a lo largo de su viaje de integridad sexual. Sin juzgar, su Compañero de Responsabilidad recibirá su reporte y con comentarios o preguntas reflexivas, ayudará a los participantes a determinar su próximo paso.

Facilitador

Un facilitador se compromete a realizar las llamadas grupales cada semana durante 13 semanas. Proporcionan un lugar seguro para que los participantes compartan sus luchas y victorias. Se aseguran de que todos sean escuchados y se sientan capacitados para comenzar una nueva semana. Es un papel simple pero poderoso, como sin duda habrás experimentado.

Considere dónde te encuentras en tu propia recuperación. Si necesitas más tiempo como participante, está perfectamente bien. Pero si te sientes llamado, te animamos a que lo hagas. Con mucho gusto hablaremos contigo y veremos cuál es el mejor paso a seguir para ti. Lo más importante que le pediríamos a cualquier facilitador es que modele los pilares de la cultura de High Noon: honestidad, gracia, integridad, responsabilidad y coraje, para otra persona. Como siempre ha sido el caso, no buscamos la perfección. Un corazón dispuesto, un compromiso para mejorar y ser confiable, y un oído atento son las cualidades que estamos buscando. Si eso te suena bien, por favor regístrese acá here.

Voluntario

Si deseas apoyar a High Noon de otra manera, tenemos muchas oportunidades basadas en intereses y habilidades. Consulta nuestra página de información para voluntarios. (page)

Preguntas de discusión:

  1. ¿Tienes alguna experiencia donde has crecido mientras ayudas a otra persona con algo?
  2. ¿Puedes recordar un momento en el que luchaste con algo solo? ¿Qué imaginas que habría sido diferente si tuvieras a alguien que te apoyara en ese momento?
  3. ¿Te sientes preparado para ayudar a los demás? ¿Por qué sí, por qué no? ¿De qué manera te ves contribuyendo después del programa?

Desafío: Invita a alguien a unirse; comparte con ellos tu experiencia hasta ahora en las llamadas grupales.