In Progress
Week 1, Lesson 101
In Progress

5.3. Efectos del Porno en el Cerebro

En palabras simples, el efecto de la pornografía en el cerebro se puede dividir en dos categorías:

Condicionamiento sexual

La primera forma en que la pornografía condiciona sexualmente a las personas, es enseñándoles que “así es como las personas tienen relaciones sexuales y así es como debo hacerlo”. La pornografía les da a las personas todo tipo de conceptos incorrectos sobre el sexo: lo que se supone que les gusta a las mujeres, lo que a los hombres les gusta, como se supone que se produzca un intercambio sexual. Incluso cuando se sabe que lo que estás viendo es falso, se ha documentado como ver pornografía condiciona la comprensión y las expectativas de las personas con respecto al sexo.

La segunda forma en que las personas pueden resumir las condiciones del porno es: “Esto es lo que me excita”. El uso contínuo de pornografía proporciona preferencias/fetiches. La gente llega a creer que ciertos tipos de personas o cosas los despiertan naturalmente, pero así es como han sido entrenados, especialmente si son jóvenes. Luego, a medida que el uso de la pornografía se vuelve más severo, las personas llegan al punto en que la pornografía es, literalmente, lo único que las enciende. La pornografía se vuelve más emocionante que el sexo real y la única forma de mantenerse excitado es haciendo clic en un video tras otro.

Cambios cerebrales relacionados con la adicción.

No tienes que experimentar una adicción total para experimentar afectos similares a la adicción. El impacto más universal que tiene la pornografía en el cerebro en todos los niveles de uso se llama sensibilización.

La sensibilización ocurre cuando el cerebro conecta las imágenes, los sonidos, los olores, las sensaciones, las emociones y los recuerdos asociados con una gran recompensa, como masturbarse con la pornografía, creando un camino que puede destruir su centro de recompensa en el futuro. Cuando se activa por señales o disparadores, este camino crea antojos poderosos y difíciles de ignorar.

Los atracones de cualquier cosa que induzca altos niveles de dopamina (pornografía, comida chatarra, televisión) son interpretados por tu cerebro como: “Esta actividad es realmente valiosa. Tienes que hacerlo con más frecuencia.”

Tu cerebro se sensibiliza al uso de la pornografía como una actividad gratificante, que luego se refuerza con cada uso.

La información para esta lección proviene del trabajo de Gary Wilson en Tu Cerebro en Porno (Your Brain on Porn).

Este es un artículo fantástico que puedes leer, para comprender mejor el efecto de la pornografía en tu cerebro.

[fusion_button link=”” text_transform=”” title=”” target=”_self” link_attributes=”” alignment=”center” modal=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”popmake-41156″ id” id=”” color=”custom” button_gradient_top_color=”#00a2e8″ button_gradient_bottom_color=”#00a2e8″ button_gradient_top_color_hover=”#0095d6″ button_gradient_bottom_color_hover=”#0095d6″ accent_color=”” accent_hover_color=”” type=”” bevel_color=”” border_width=”” border_radius=”40″ border_color=”” border_hover_color=”” size=”large” stretch=”default” icon=”” icon_position=”left” icon_divider=”no” animation_type=”” animation_direction=”left” animation_speed=”0.3″ animation_offset=””]ÚNETE A UNA LLAMADA GRUPAL[/fusion_button]