In Progress
Week 1, Lesson 101
In Progress

1.6. La Historia de un Hombre

¿Te has puesto en contacto con tu compañero de apoyo ? No estuvo tan mal ¿verdad?  

Hoy queremos compartir contigo el viaje de integridad sexual de un hombre . Esto viene del libro de Larry Moffitt,  “Searching for San Viejo: Notes To My Younger Self

Domina tu Paquete

El paquidermo en medio del cuarto 

Este ensayo es una historia de esperanza. Esto es acerca del hombre, aunque  no exclusivamente, y nuestras necesidades primordiales. Yo incluí algunos trabajos de campo que he aprendido a lo largo de estos años manteniendo a raya a mis demonios, durante un período en el que estuve en la deriva por meses, para ser más específicos cuando viví en Argentina por un año sin mi familia. En un mundo perfecto este capítulo nunca hubiera existido. Pero aún estamos trabajando en la perfección. Y entonces, para ti que estás allá afuera en las trincheras, con un ángel malvado sentado en tu hombro y un ángel bueno sentado en el otro, esquivando con tu yo interno conflictuado, tu quizás encuentres algo útil en esto.   

***

Casi en todo momento de toda tu vida, tu cuerpo tratará de dominarte a través de tres apremiantes y ruidosas vías: tu necesidad de comida, sueño y sexo. Sin dormir, comer o procrear la raza humana no existiría, entonces tu cuerpo tiene una innegable lógica de su lado. Respecto al sexo, algunos escogen ser célibes por varias razones y yo respeto su decisión. No todos tienen que engancharse en el sexo, mientras alguien más lo haga. Salvo la inmaculada concepción, que no pasa tan seguido, el sexo es la única manera de crear vida. Déjenme añadir mi propio honra al sexo y no solo por la razón de procrear.    

Casi todas las religiones están de acuerdo con esto, ellos insisten que debemos ser los que controlan las necesidades del cuerpo y no vice versa. La unidad de mente y cuerpo, con la mente al mando.

Tuve un café con Shirley, una querida amiga que había servido en el gran jurado de su pueblo durante algunos años. “¿De qué trata el gran jurado?” ella dijo, repitiendo mi pregunta hacia ella. “Es acerca de violación”. Su voz era como el acero. “Nos llegan demasiados casos de violaciones, violaciones en citas, violación entre familiares. La gente usualmente viola a gente que conoce y en los que confían en ellos”.

La hija del sobrino de Shirley, con 18 años, fue violada algunos meses atrás en California. Ella estaba cuidando los hijos de un vecino. El vecino vino a casa después de una noche de alcohol. Su esposa estaba fuera de la ciudad y los niños estaban durmiendo. El se puso cariñoso, ella intentó irse, él se puso agresivo y ahora él está en prisión.   

Los ojos de Shirley estaban envueltos en furia cuando ella hablaba, poniendo los pecados de mi género directamente a mis pies. “Ella es la chica más agradable y dulce que pudieras conocer. ¡Los hombres son basura! ” su voz sopló como viento afilado y desolado hacia mi haciéndome estremecer.  

“Lo siento”, ella dijo, ”aún sigue fresco en mi memoria.”

Cuando se terminó nuestra reunión en Starbucks, decidí escribir este ensayo directamente sin ninguna duda, y lo puse en el libro. Mientras conducía, recordé algo mas que escuche unos veinte años atrás. Un amigo me contó que su padre tenía revistas pornográficas alrededor de la casa desde que él recordaba. Él heredó una adicción sexual que finalizó destrozando tres matrimonios. Él podía masturbarse ocho veces al día, que lo dejaban decaído y usado por un sin número de demonios. El me insistía, “no puedo parar; no quiero parar”. Su terapeuta, como todas las personas, le dijo en su reunión final, “siento pena por cualquier mujer que tenga la desdicha de sentirse atraída por tí pensando que aquí hay un hombre con el que puedo construir una vida.”

Después de digerir en mi mente si debería añadir este ensayo en el libro, recordé, Oye, tu escribiste este libro para tus hijos adolescentes y sus amigos – tu joven yo – cierto? Mi profesor espiritual, el reverendo Moon, hablaba muy seguido del valor de nuestros órganos sexuales. Esto es un tema que vale la pena, porque se los prometo aquí y ahora, nuestro hermosos hijos de segunda generación – la resplandeciente esperanza del futuro- están siendo asesinados en este mundo sexualmente enloquecido. Y sin embargo todo el mundo está en silencio. Es como si todo un edificio estuviera en llamas, todas la ventanas y salidas están ardiendo y los que aún no han muerto por la inhalación de humo se están asfixiando y tosiendo, mientras conversan calmadamente acerca del Super Bowl. Le conté a un par de amigos que estaba escribiendo acerca de integridad sexual basado en lo poco que he aprendido y ellos intentaron desalentarme diciendo “déjalo”, “sé que tienes buenas intenciones solo deberías escribir acerca de cosas divertidas y buenas… no escribas acerca de integridad sexual… sabes… la gente va pensar que eres desagradable.”

El ensayo está en este libro precisamente porque es acerca del sexo y absolverse con honor en asuntos sexuales, es una de las cosas que contribuyen para que una persona sea un buen ser humano. Me gusta pensar que la mayoría de nosotros deseamos ser mejores personas de lo que ya somos -más amables, sabios, más conscientes, más verdaderos, más amorosos. No hay ninguno de nosotros que si viéramos un video de nuestra vida entera, no se sienta avergonzado o apenado de ver algunos momentos.

¿Cómo conseguimos que la parte sexual en nuestras vidas se correcta, cuando estamos tan envueltos en nuestras fallas? Es como un pescado tratando de limpiar el agua en la que está nadando. El pescado ni siquiera está consciente de la misma agua. Yo no tengo un plan brillante. Creo que sería bueno que todos echemos un ojo a este tema y les compartiré algunas cosas que he aprendido en el camino. Nosotros necesitamos ser reales y honestos, llamar a las cosas por lo que realmente son y ver que pasa.

Este ensayo está dedicado a mi buen amigo Sean O’Reilly, un Embajador para la Paz, honestamente audaz que escribió un libro,  How to Manage Your Dick: Redirect Sexual Energy and Discover Your More Spiritually Enlightened, Evolved Self. (Como manejar tu pene: redirigir tu energía sexual y descubrir tu espiritualidad más iluminada y evolucionada), publicada en 2001 por Ten Speed Press. El me envió una copia cuando fue publicada y me voló la mente. El libro es muy profundo en el tema de auto control sexual – el elefante en el cuarto- un tema que es de suma importancia en el mundo.

Es un mundo tentador allá afuera. He estado por ahí y he visto cuán frágiles las buenas intenciones pueden ser y cuan traicioneras son las aguas en las que nada la fidelidad. En el transcurso de tres décadas de viajes internacionales alrededor de sesenta países, se me han acercado, mujeres en los elevadores y pasillos desde Bangkok hasta Managua e incluso Moscú – algunas contratadas, seguro por el gobierno. He descubierto que algunas barberías en Corea son más que excusas para ir a “masajes parlour” (“Masajes Orientales”).  En Buenos Aires durante el almuerzo una atractiva mujer en la siguiente mesa me estaba observando. Cada vez que miraba, nuestros ojos se reunían y ella se lamía los labios. Ahora sé, como se siente una chuleta de cerdo. En un hotel en República Dominicana con paredes muy delgadas, me quede despierto escuchando la voz ronca de una mujer en el cuarto de a lado entreteniendo a sus visitantes varones, con sexo haciendo ruido y golpeando la pared toda la noche.

Ante todo esto, yo tuve que crear algunas reglas para mi mismo. Por ejemplo, cuando estaba solo, nunca me senté en el bar de un hotel, incluso si solo era para cenar. No fui a  discotecas, hay demasiados osos melosos en esos lugares y no importa si no luces bien, tu tarjeta de crédito te hará guapo. Hombre con dinero siempre pueden explotar mujeres que se preocupan de dónde encontrarán la comida para sus hijos o ellas misma. Y ellas lo hacen todo el tiempo. En algunos países africanos en los que he estado, la hija mayor de la familia camina en las calles por la noche para brindar ingresos a la familia.

En países como Japón y Corea y la mayoría de los países de Europa Oriental, me restrinjo a ver solo canales de noticias después de las 10 p.m. La televisión en la noche puede ser muy retadora. Japón tiene shows donde las participantes tienen que quitarse una prenda cada vez que dan una respuesta incorrecta en el concurso. Las preguntas no suelen ser dificiles, pero tu ya sabes que la chica va a ser boba como una bolsa de martillos.

“¿Quién está enterrado en la tumba del Sr. Tokugawa?”

“ummmmm… no… esperen… mmm”

En solo dos minutos, ella está parada allí con solo sus bragas, sonrojada y fingiendo modestia en televisión nacional.

Una vez, después de mirar imprudentemente una lista de canales porno de paga para ver que estaba encima de la televisión de mi cuarto y mirando una que se veía interesante, incluso estaba a punto de tomar el control de la tv pero agarré la lista en mi mano y la arrojé al bote de basura, con su envoltorio de plástico y pensé, bueno, me aseguraré de rentarla cuando llegue a casa y la veré con mi dulce esposa. Por supuesto ella no tolera nada de eso y nunca la rentaremos – y sabía que nunca lo haríamos- pero me dí algo para poder superar ese momento de tentación ¿tiene sentido? engañarte a ti mismo tiene sus virtudes. Y no todos los encuentros con la televisión del hotel tuvieron tanto éxito. 

Se el poder del “hambre”, no soy extraño a los sudores fríos. En Singapur, una mujer vestía solo una toalla, con una sonrisa me esperaba en el sauna de Sheraton, claro que esos asientos son calientes, con el tiempo su toalla necesitaría ser removida y doblada para ella poder usar como almohadón y sentarse en él y allí estaba ella, cabello negro largo, ojos de ónice luminosos, acres de piel dorada, “lo siento” ella sonrió “okay, ¿si?” yo pienso que ella se sentó allí por un tiempo, los 3 o 5 minutos mas largos de mi vida, recuerdo su sonrisa constante y no me quitaba los ojos de encima ni por un segundo, estaba al tanto de la presión en mis oídos, de mi sangre corriendo, caliente, sudoroso y mucho vapor.

Agarrando mi toalla alrededor de mi cintura, huí del sauna sin ir más allá, pero no sin antes repasar la Sociedad Federalista de la escuela de leyes de Harvard por mi mente, argumentando matices sobre qué niveles de transgresión le permitirían a uno acercarse al borde del acantilado y mirar hacia abajo, sin que uno caiga realmente sobre el borde, etc. Yo con todo el derecho cuento ese episodio como una victoria, pero no fue bonito, ¿hay algún santo patrón para llamadas cercanas? Tiene que haber, y le debo un almuerzo. En Asia, llegué a la conclusión de que cada hotel en el continente, desde el lobby hasta el centro de ejercicio, está diseñado con el propósito de conseguir hombres de negocios establecidos.

Mujeres con urgencias poderosas se sentaron junto a mi en el tren de Buenos Aires donde viví ayudando al periódico en español. Yo estuve solo por un año; mi familia estaba en EEUU. Las mujeres no podían ignorar la novela en inglés en mis manos y ellas querían practicar su inglés. Nada está mal con eso. Conversamos y ellas me preguntaron si podíamos vernos de nuevo para practicar más, esto pasó tal vez unas tres veces durante mi trabajo, y siempre me negaba respetuosamente, apuntando a mi anillo de bodas, con cada uno de esos encuentros fue terriblemente doloroso para mí terminar abruptamente, lo que podría haber sido una amistad decente, o en lo profundo de mi lastimoso ser, posiblemente algo que habría sido feliz, íntimo, embriagador y mi ruina absoluta. Si no quieres llegar a ese pueblo, no sigas por ese camino.

Hasta ahora, los encuentros cercanos más aterradores y peligrosos para las personas para quienes la fidelidad es importante son aquellos que comienzan con la intención más inocente y lo toman por sorpresa. Nos encontramos por casualidad en un parque y entablamos una conversación. Hablamos de nuestras parejas, así que todas las cartas estaban a la vista sobre la mesa. Estaba separado por 8.000 millas de la persona que amo. El corazón de mi nueva amiga está separado de su esposo por una distancia aún mayor, a lo ancho de la mesa de la cocina. Charlamos un poco más y descubrimos que ambos estamos profundamente interesados ​​en las mismas cosas. Es una linda tarde. Hablamos y pasa una hora en un instante. Y otra hora pasa. Vamos a una cafetería para continuar. Con café y medialunas (croissant), ocasionalmente extiende la mano y coloca su mano sobre la mía como una expresión comprensiva de acuerdo sobre una cuestión del corazón que se siente mutuamente. Permito que su mano permanezca donde está, a pesar de que la presencia y el calor de sus dedos hacen un agujero a través del revestimiento de mi alma, a través de la mesa en la que estamos sentados y a través del piso hasta China.

Los dos estábamos solos, los dos más vulnerables de lo que ninguno de nosotros quiere ser. Una red de intimidad comienza a formarse en el aire a partir de moléculas comprimidas de calor que lentamente se juntan y se unen en las pausas tranquilas entre las palabras. La química invisible ioniza la atmósfera. Lo que hace que encuentros como este, estén  cargados de posibilidades peligrosas que no tienen nada que ver con la lujuria. En realidad, se trata de un amor sin principios que se le ha dado la cara de ángel, por el poder de la miserable soledad.

Alrededor de las 4 p.m. nos despedimos con un besito Argentino en la mejilla, afuera de la cafetería. No fue una historia de amor, sino un encuentro casual que se convirtió en lo que yo llamaría una amistad intoxicante en el transcurso de tres horas. Entonces, sí, amistad, con más palabras que no se han dicho, que las dichas. Mientras caminaba de regreso a mi departamento me di cuenta de que me había asustado con la realidad de mi propia susceptibilidad. Nunca la llamé, ni le envié un correo electrónico después de eso, ni me contactó. Ambos sabíamos que no había espacio en el borde del acantilado para que ninguno de nosotros hiciera el más mínimo movimiento.

Descubrir cómo ser el tipo de hombre y que en el camino no es empujado por un aluvión constante de tentaciones, ha sido una curva de aprendizaje para mí. Trabajé mucho para el Reverendo Moon a lo largo de los años y viajé mucho en su nombre. Una vez, después de cenar en su casa en Seúl, me miró durante un largo momento y luego preguntó: “Larry, ya has viajado por casi todos los países asiáticos. ¿Cuál crees que tiene las mujeres más bellas? Comprendí que estaba tratando de ayudarme a darme cuenta de algo sobre mí. Había estado notando algo en mis viajes y esa tenía que ser la peor pregunta posible para mí. Me volví cinco tonos más rojo, mientras él simplemente se sentaba allí tranquilamente esperando mi opinión, con una expresión tan indescifrable como la sonrisa de la Mona Lisa. Parecía que realmente quería saber, así que le dije que Filipinas, con su larga historia como una intersección de Oriente y Occidente, supera a los demás. Y lo dije en serio.

Me he encontrado con hombres que abandonan sus principios en el momento en que salen por la puerta, adoptando un estándar de conducta completamente opuesto mientras están en el camino. Es tentador hacerlo. Un compañero de viaje me dijo: “¿Por qué resistirse a lo que sucede tan naturalmente y se siente tan bien? Y de todos modos, si eres razonablemente discreto, ¿qué importa? “

Es un autoengaño en el nivel del arte y es importante porque tú lo sabes. Puedes reprimir todos los pensamientos al respecto; puedes insistirte: “Hola, soy mi propio jefe. Remo mi propia canoa”, o lo que sea, pero aún así lo sabes y siempre lo harás. Al final, a pesar del mito repetido con frecuencia, nada queda en Las Vegas. Nada.

Pero gracias a la tecnología, no necesitas ir a Las Vegas. Todo lo que necesitas es una computadora y solo unos minutos. O un celular. De todas las tentaciones jugosas disponibles para cualquier persona en el planeta, la pornografía es la más insidiosa porque es privada y nunca ha sido más accesible de lo que es ahora. Incluso la revista Playboy ha dejado de publicar mujeres desnudas porque no puede competir con lo que aparece en Internet de forma gratuita. Un clic del mouse y ahí está con un humano imaginario y, una acogedora y adictiva descarga de dopamina que surge a través de las vías neuronales en su cerebro, baja por su médula espinal y se apodera de su cara, extremidades, patrones de respiración y su centro de control indefenso. El orgasmo autoinducido estimulado por las mujeres con Photoshop (también conocido como “hacer el amor solo”) es la nueva droga y se convierte en la muerte de las relaciones humanas.

La tecnología ha llevado a una explosión de pornografía, anuncios emergentes en su computadora, imágenes en teléfonos celulares, televisión, vallas publicitarias, catálogos de lencería. La imaginación vive en el filo de un cuchillo y la tentación siempre está al alcance de la mano, llegando sola, filtrada desde la capa de ozono. Nos volvemos extremadamente sexualizados; sin pensarlo, la cabeza gira para seguir el sonido de los tacones altos en un piso de baldosas. Las revistas y las vallas publicitarias están cubiertas de tetas, pero avergonzamos a las mujeres que intentan amamantar a sus bebés en público. La sociedad dice: “Cúbrete mujer, los senos son para que los hombres los vean, no para alimentar a los bebés”. Amigos, eso está muy, muy mal.

El sexo es el tema más buscado en Google en Internet. Está en todas partes a la vez y, sin embargo, nadie habla de eso. Eso se debe a que muchas de esas personas que miran porno están avergonzadas y, por lo tanto, se muestran reticentes a entrar en una discusión profunda al respecto. Si eres un ser humano, hombre o mujer, casado o soltero, ya estás lidiando con la lujuria, la pornografía y/o la infidelidad directa o indirectamente. Es el agua en la que nada la cultura popular. Su inmediatez y proximidad socava nuestra autoridad moral y es lo que nos impide abordar el paquidermo en la fiesta del té.

Y, por cierto, el grupo demográfico de usuarios de pornografía de más rápido crecimiento hoy en día son las mujeres. Al momento de este escrito, algo así como un tercio de las personas adictas a la pornografía son mujeres. Durante muchas décadas, tal vez desde los albores del tiempo, no fue un problema para las mujeres, o un tema silencioso, o tal vez una realidad reprimida. Pero ahora, el uso de pornografía por parte de las mujeres está al aire libre y está creciendo rápidamente. La necesidad de mentoras es aguda.

Como muchos, en algún momento tuve la costumbre de mirar imágenes sucias en Internet. Me sentí como un completo hipócrita. Fui a ver a mi esposa Taeko y le dije: “Cariño, he estado mirando mujeres desnudas en la computadora”. Estaba sorprendida y preocupada, pero no retrocedió horrorizada. Se acercó, física y emocionalmente. Sorprendentemente, ella dijo: “Muéstrame”. Así que lo hice. Iniciamos sesión y le di un recorrido.

Dije, “lo siento. No lo haré más.”

“Su disculpa es aceptada”, dijo. Nos abrazamos por mucho tiempo.

Más tarde me di cuenta de que no reaccionar con repugnancia o condenar con los dedos es algo inusual para una esposa, cuando descubren que su pareja se ha complacido. La repugnancia y el odio de una esposa, los portazos y dormir en el sofá, son reacciones naturales para una mujer agraviada, pero esas cosas no hacen nada para curar el problema, y ​​tienden a llevar a un hombre a una reclusión y fantasías reconfortantes. Mujeres (y hombres): es importante cómo reaccionas cuando recibes una confesión como esta. Puede acortar o alargar la distancia de capacidad de la otra persona para resolver el problema.

Lo que sea que ella sintió y lo hizo intensamente, ella lo aplastó porque quería estar totalmente y desinteresadamente allí para mí. Ella estaba interesada solo en ayudarme, ayudarnos, realmente a superar esto. Algún tiempo después, cuando me di cuenta de cuán completamente sacrificada y despreocupada por sus propios sentimientos en el momento de mi confesión, entendí cuán enorme es su capacidad para dar amor y me sentí abrumado por la emoción. Todos los que conocen a Taeko, ven que ella es inusual en su habilidad para conectarse y dar. Hay amor y luego hay Capital-Amor Verdadero. Soy afortunado de recibir este último.

Por cierto, esa admisión a ella no significaba que mi pelea había terminado, pero fue un excelente comienzo, porque consolidó la alianza de Taeko y yo al tratarlo. Fue todo un viaje durante algunos años después de eso, con días buenos y malos. Los episodios de actuación fueron seguidos de autodesprecio. Recé sobre eso, ayuné ocasionalmente. Experimenté una lucha de gran esfuerzo y resolución personal, soporté unas largas y oscuras noches del alma. A veces se sentía como si estuviera caminando penosamente sobre la tierra arada, o corriendo en el lugar.

Lo que dificulta la lucha es que la pornografía no es una droga metafórica, sino literal, debido a los químicos que produce en tu cerebro. La inundación de dopamina vuelve a conectar el cerebro a nuevas “vías de recompensa”. Se acumula una tolerancia a las sustancias químicas del placer, por lo que el cerebro necesita imágenes más intensas: “vino más fuerte, música más loca”. En algún momento, la adicción puede volverse tan fuerte que se hace difícil y luego imposible, que un hombre se excite por una mujer viva real. No soy un consejero capacitado en absoluto, pero soy un oyente bastante bueno y he conocido a personas de 20 años que me han dicho: “La pornografía ha arruinado mi vida”.

Gradualmente, el problema comenzó a desvanecerse para mí debido a los factores que explicaré. Pero durante mucho tiempo, incluso después de haber abandonado la pornografía, sigo viviendo y nadando en la cultura popular y, por lo tanto, siempre recuerdo que el lobo se agazapa justo afuera de la puerta.

Esto es lo que he experimentado que funciona para resolver problemas de autocontrol y que ayuda a mantener la integridad sexual:

1.Primero, pregúntale a tu instinto: “¿Qué tanto deseo la victoria?” Luego pregúntalo dos o tres veces más en caso de que te estés engañando como de costumbre. Un gran sabio dijo una vez: “Si no puedes dominar a tu pene, debes cortarlo y asarlo”. Una de esas “victorias” pírricas, donde ganar también es perder, así que no lo recomiendo. Pero sí entiendo el elemento de la resolución de hacer o morir, incluso la frustración, que subyace a las palabras. Entonces, ¿cuánto quieres ganar? Esa fue mi pregunta. En una oración muy memorable, donde sentí que Dios estaba realmente allí y estaba escuchando, me dijo: si no puedes superar esto, nunca te convertirás en San Viejo (Santo Viejo). Ese título venerable que estás buscando nunca será más que una simulación, como  tu dirección de correo electrónico. ¿Y eso no apestaría?

2. Apoyo espiritual y escritura. Los textos sagrados están escritos por personas que alguna vez estuvieron donde estás ahora. Léelos para aprender lo que aprendieron. Lleva a Dios al combate. Prometo que realmente hay un Dios allá afuera, y para mí, eso incluye una pandilla de todos los santos de la historia, así como mis miles de antepasados ​​y gente en el mundo de los espíritus. (Te amo, mi guardián whozits.) Tengo varios maestros espirituales, los más importantes son los Padres Verdaderos, el Reverendo y la Sra. Sun Myung Moon. Finalmente, sirviendo como la voz, los brazos, los ojos y los labios de Dios en mi vida, está mi esposa, Taeko, mi Honey Nim. Tal vez algún día existan palabras que puedan describir el lugar que ella y yo tenemos en la vida del otro. Luego, está mi comunidad de amigos y seres queridos. Para mí, Dios es un equipo.

3. Tu conjunto articulado de principios. Sé capaz de decirte en el espejo, en un par de oraciones, qué tipo de persona eres y no eres.

Aquí hay un pensamiento: pegue sus resoluciones a su espejo de afeitar. Por ejemplo: hable a los ojos de las mujeres y no a sus pechos. O: corta las bromas coquetas sobre “tomar DICKtation” (Tomar dictado usando juego de palabras sucio) con Betty Lou de Contabilidad. No he pegado nada en mi propio espejo, pero se me ocurre que sería una muy buena idea recordar quitar los recordatorios antes de recibir visitas en tu casa. Pensándolo bien, omita este. Solo usa una camisa de pelo, pon una piedra en tu zapato y habla como un puritano: “Lo que hablamos, Betty Lou, consigna nuestras dos almas al fuego del infierno, de la condenación eterna”. Eso alegrará la sala de descanso.

En serio, hay muchas personas que leen esto que gritan en las páginas: “Larry, Dios, Louise, ¡supéralo! ¡Consigue una vida! Estás obsesionado ¡No es gran cosa! ” Primero, no le digas a alguien que está obsesionado que no se obsesione. Solo nos vuelve locos. En segundo lugar, los hombres con los que he hablado, que atribuyen a la pornografía su incapacidad para tener una relación profunda y plena con una mujer que aman mucho, no estarían de acuerdo.

Por lo tanto, articula tus principios en voz alta contigo mismo, al menos. Además, piensa en tu día de antemano, en términos de varios factores desencadenantes y dificultades que tienden a volver a sus viejos patrones. Es como un hombre tratando de dejar de fumar que decide con anticipación, caminar con una botella de agua durante su descanso, y no sentarse y tomar café porque provoca un momento de fumarse un cigarrillo. O alguien que intenta perder peso y sabe que nunca debe acercarse a un buffet de fiesta de Navidad sin una estrategia pensada de antemano. (Primero, rellene las verduras crudas, ya que el siguiente plato contendrá tapas de champiñones empanizados, fritos, rellenos de cangrejo con trozos de tocino y salsa de tarter con mantequilla. Perdería el juego).

Del mismo modo, la imaginación sexual altamente cargada, ya sabes, que ciertos sitios web de noticias nominalmente seguros, están llenos de entrantes de “clic de señuelos” … Quince fallas de implantes mamarios más hilarantes de celebridades. Ya sabes a dónde va ese. Lo mismo ocurre con el documental de alto nivel, “Thong Bikinis of the Roman Senate” (Tanga Bikinis del Senado Romano)

Todas estas cosas son encuentros previsibles, pero tendemos a quedarnos ciegos por las mismas razones por las que no tomamos suficiente agua o no hacemos suficiente ejercicio. Dominar uno mismo requiere vigilancia constante y eso es un trabajo duro.

4. Aliados. Necesitas compañeros de viaje, un mentor o un grupo de amigos que sufran de manera similar y que también quieran cambiar sus patrones. El hábito del porno nace de forma aislada, pero muere en comunidad. Así que encuentra algunos amigos con quienes compartir la batalla. Esposas (y esposos), por favor sean el mejor aliado de su pareja. Tu esposo no es un cabrón. Es un chico a la deriva en una balsa en una cultura hipersexual que carece por completo de moderación. Descomprime el tema y habla al respecto. Hombres y mujeres, investiguen los muchos artículos buenos y no histéricos en Internet.

Esas son cuatro herramientas que han demostrado ser efectivas para mí. Su experiencia puede ser diferente. Básicamente se trata de reemplazar los viejos hábitos por otros nuevos, y tener en cuenta el camino en el que se encuentra. Como dijo Abraham Lincoln: “Solo tengan cuidado cuando naveguen por Internet, amigos. Esto no es ciencia espacial”. Supongo que debería agregar, asegúrese de mantener bien aceitado un sentido del humor con usted en todo momento.

Hay un poco más de acción positiva que puedes hacer. Me parece que el tiempo dedicado a cualquier tipo de actividad desinteresada que ayude a otra persona mejorará tu salud espiritual en general. El mejor tipo de donación es aquella en la que no esperas o quieres nada a cambio. Aborda todo con esa actitud. Incorpora servicio a los demás en su estilo de vida de una manera consistente. Al final de tu vida, notarás que tu destino ha cambiado. Ha Mejorado.

Tuve el privilegio de disfrutar de una amistad con el presidente George H.W. Bush que duró décadas, pero que solo era de frecuencia ocasional. Estuve en su oficina de Houston un día. Un caballero y tradicionalista, dijo: “Sabes, el Reverendo Moon es un buen hombre, pero ¿por qué siempre tiene que hablar de “órganos sexuales” en sus discursos?”

“Bueno, señor presidente”, le respondí, “¿qué es lo que, a lo largo de toda la historia, ha sido la ruina de los matrimonios y las familias … reyes y presidentes?” Esto fue en el apogeo del tumulto sobre el asunto de la Oficina Oval del presidente Bill Clinton con Monica Lewinski.

Pensó en silencio durante un largo momento, luego asintió. “Buen punto.”

En resumen, todas las herramientas que utilicé para abordar el problema del autocontrol, lo han convertido en un débil eco residual de lo que era. Me da una sensación palpable de libertad. Lo convertí en una prioridad y lo seguí. Ha habido un elemento de tonta suerte, como el hecho de que no morí hace veinte años, antes de poder llegar tan lejos en mi búsqueda.

Mantener la presencia de Dios en mi vida diaria ha sido, y sigue siendo, una gran prioridad, y soy mejor en eso algunos días que en otros. Pero he descubierto que incluso Dios solo no es suficiente. Cultivar relaciones con personas vivas, la necesidad de involucrarse (amigos y aliados), y sé que hoy no escribiría estas palabras si no hubiera sido por mi esposa, su sabiduría y su naturaleza desinteresada. ¿Y el futuro? Supongo que lo descubriremos. La vida es una serie de bifurcaciones sin asignar en el camino y llaves inglesas ocultas, pero en este momento me siento apropiadamente seguro.

Hay mucho más que contarte cara a cara en una cafetería. Este tema realmente es una discusión continua, un intercambio de caminos. Hay algunos excelentes mentores capacitados por ahí. No soy uno de ellos, pero me encuentro aconsejando a personas de vez en cuando (escuchando, realmente) que me buscan porque primero escribí sobre esto en 2005. Mis hermanos, y cada vez más mis hermanas, que caminan por el camino de ganar el dominio sobre ellos mismos, saben cuán tedioso es el lento y vacilante viaje de tartamudeo. Pero incluso lento y detenido es el progreso.

En pocas palabras: si crees que la vida humana es eterna y si eso es un gran problema para ti, entonces eres afortunado porque probablemente harás todo lo posible para desarrollar un personaje honorable mientras todavía estás vivo en la tierra. ¿Alguno de nosotros tendrá éxito con todos nuestros objetivos relacionados con el personaje? ¿Quién sabe? Pero si sigues desconectando, si tienes un conjunto sólido de principios examinados y un propósito que refuerzas diariamente con tus oraciones, mantras, las palabras de aliento de los demás y además, habrá una mejora que puedes mirar hacia atrás un día y decir , “Hey, crecí un poco”. No hay nada de malo con eso.

[fusion_button link=”” text_transform=”” title=”” target=”_self” link_attributes=”” alignment=”center” modal=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”popmake-43324″ id” id=”” color=”custom” button_gradient_top_color=”#00a2e8″ button_gradient_bottom_color=”#00a2e8″ button_gradient_top_color_hover=”#0095d6″ button_gradient_bottom_color_hover=”#0095d6″ accent_color=”” accent_hover_color=”” type=”” bevel_color=”” border_width=”” border_radius=”40″ border_color=”” border_hover_color=”” size=”large” stretch=”default” icon=”” icon_position=”left” icon_divider=”no” animation_type=”” animation_direction=”left” animation_speed=”0.3″ animation_offset=””]ÚNETE A UNA LLAMADA GRUPAL[/fusion_button]